BIOGRAFIA MARIA EVA DUARTE DE PERON


María Eva Duarte nació el 7 de mayo de 1919 en Los Toldos, provincia de Buenos Aires. A los 13 años se trasladó con la familia a la ciudad de Junín, en esta misma provincia, en donde permaneció hasta el año 1935, cuando viajó a la Capital Federal para ser actriz de radioteatro y cine; en 1944 conoció al entonces Coronel Juan Domingo Perón, con quien contrajo matrimonio en 1945.

Juan Domingo Perón asumió la Presidencia de la Nación, Evita inició un incansable trabajo social que la llevó a dejar la vida por los humildes.

Colaboró con la Confederación General del Trabajo (CGT) en la lucha por los derechos laborales de los trabajadores argentinos y, desde la Fundación de Ayuda Social María Eva Duarte de Perón –conocida simplemente Fundación Eva Perón, y creada por ella misma en 1948- concretó una inmensa obra, a través de la creación de policlínicos, escuelas, hogares de tránsito y de ancianos, la ciudad infantil (hoy llamada Ciudad de los Niños, en Gonnet, partido de La Plata, en la provincia de Buenos Aires), la Ciudad Estudiantil, colonias de vacaciones y espacios de esparcimiento para el pueblo.

Evita se ocupó personalmente de los problemas y de las necesidades de los más necesitados, lo que le permitió establecer una relación con el Pueblo que no registra igual en la historia nacional.

En 1947 viajó a Europa representando a Juan Domingo Perón y en donde recibió homenajes en España, Italia, Ciudad del Vaticano, Francia, Portugal y Suiza; mientras que al regreso fue recibida con igual trata en Brasil y en la República Oriental del Uruguay.

Participó activamente para lograr la sanción de la norma que dio lugar al voto femenino, que se efectivizó con la Ley 13.010 y en los comicios de 1952. En igual medida, impulsó la participación de las mujeres en política.

El Pueblo argentino se congregó para proponerla, el 22 de agosto de 1951 como candidata a la Vicepresidencia de la Nación para las elecciones de noviembre de ese mismo año; “honor” al que renunció el 31 de agosto, aunque como así lo dijo: “no renunció a la lucha”.

El 18 de julio de 1952 fue el inicio del final: Eva se estaba apagando, pues a las tres y media de la tarde habría entrado en coma. El sábado 26 de julio de 1952, a las 20: 23 el Doctor Taquini miró a Perón diciendo: "No hay pulso". A las 21:36, el locutor J. Furnot leyó, por la Cadena Nacional de Radiodifusión: "Cumple la Secretaria de Informaciones de la Presidencia de la Nación el penosísimo deber de informar al Pueblo de la República que a las 20:25 horas ha fallecido la Señora Eva Perón, Jefa Espiritual de la Nación”.