Inicio Eventos Discursos Bibliografía Historico Videos en Linea Archivo Contacto
Descargas Evita Perón Máximas Agenda Escudo Entrevistas Conozcanos

La Casa de Todos

Villa el Libertador, seccional décima, año 2019, se juntan algunas personas y comienzan a intercambiar ideas, con el paso del tiempo esas ideas van creando un grupo cada vez más grande, había muchas diferencias entre ellos, principalmente relacionadas a líneas partidarias, pero había algo mucho más importante, el sufrimiento de los habitantes que rodean sus hogares, los padecimientos de ellos mismos, el cansancio de ser siempre víctimas de punteros políticos que negocian la dignidad de los compañeros, las ganas de cambiar la historia y de convertir el padecimiento político en el disfrute de hacer bien las cosas, cada cual llegaba desde un lugar diferente, pero cada cual renegaba de lo mismo, la coincidencia más importante es que todos ven la fórmula presidencial de Fernandez – Fernandez un camino de esperanza para salir nuevamente adelante en un país lleno de miseria y de miserables, y de tanto conversar entre mates y anécdotas lograron que eso que tenían en común los motive a realizar cosas juntos, y así trabajaron para las elecciones Paso, intentando unificar criterios y lograr buenos resultados, en el camino se fue sumando gente que también provenía de otros espacios y que se sentía igual que ellos, de a poco, reunión tras reunión, fueron surgiendo nuevas cosas, y lograron recuperar la casa más histórica del peronismo de Villa el Libertador, “La Casa de Doña Argentina”, la gente más grande cuenta historias de ayuda, cuenta historias de resistencia peronista, cuenta historias de desaparecidos, es que ese lugar significa mucho para los que menos solian tener en otras épocas, este lugar no solo es un lugar de militancia partidaria, es un santuario en honor al trabajo social, solo hay un condicionamiento, llevar al triunfo la formula Fernandez-Fernandez, sin obligaciones con las listas a diputados, habrá quienes decidan por la lista corta, habrá quienes pongan la lista completa, y en realidad eso no importa, porque querer una mejor Argentina es algo más importante que 4 nombres en una boleta, lo maravilloso de toda esta historia es que no solo se piensan y concretan actividades partidarias, desde la huerta, el taller de formación política, los talleres de capacitación, el ropero comunitario, el cine móvil, las peñas recreativas o las solidarias, el taller de folklore o el merendero, todos coinciden de que los que menos tienen deben tener acceso a cuestiones que le brinden igualdad de oportunidades, y si se tiene claro el rumbo y se dejan realmente de lado las mezquindades, la historia humana puede llegar a cambiar, y los habrá Kirchneristas, los habrá Delasotistas, los habrá Humanistas, los habrá de Izquierda, serán del Peson, o serán del otros frentes, pero la coincidencia y el amor al otro les permite soñar con un mundo mejor, no hay dirigentes y dirigidos, mas existen votaciones y propuestas, que de manera ordenada y basada en una especie de amor fraternal se llevan adelante todas las semanas, cuando este tipo de cosas suceden, los antiguos mercaderes de la política se preocupan por el temor a la pérdida de control que ejercen, éste es uno de los ejemplos de que los cambios nacen en las bases y de que si se quiere se hace, ojalá en tiempos futuros la política de inunde es espacios de este tipo.