El  “D2”, Departamento de Informaciones de la Policía de la Provincia de Córdoba, fue uno de los Centros Clandestinos de Detención que funcionaron en Córdoba durante la última dictadura militar. A diferencia de otros CCD ubicados en zonas distantes, el D-2 funcionaba a la vista de todos, a pocos metros de la Plaza San Martín en pleno centro de la ciudad, entre la Catedral y el Cabildo Histórico. Se constituyó como el nexo central entre militares y policías, para ejecutar persecución, secuestros, tortura y distribución estratégica de prisioneros a otras dependencias tanto policiales como militares.
Según testimonios de sobrevivientes, reconstrucción de la CONADEP y de los datos recogidos en la investigación del libro “La sombra azul”, por este lugar pasaron aproximadamente 1000 prisioneros durante los años setenta