Inicio Eventos Discursos Bibliografía Historico Videos en Linea Archivo Contacto
Descargas Evita Perón Máximas Agenda Escudo Entrevistas Conozcanos

Las intenciones encuestadas

Cuando las propuestas se intentan instaurar en la opinión pública se utilizan diferentes estrategias, los analistas políticos utilizan el posicionamiento mediante encuestas como método dirigido a las emociones y la voluntad de los votantes, ¿A quién le gusta perder?Si el análisis a esta respuesta te dá un “A Nadie” entonces te vas a dar cuenta que cada vez que aparece una nueva encuesta realizada por encuestadoras que se las posiciona como conocidas mediante la publicidad, estas encuestadoras sirven como medio de tracción de intenciones, lo que generalmente sucede es que se colocan varios candidatos, de los cuales solo 1 o 2 son conocidos, y ahí es donde nacen las variables, pueden suceder dos situaciones que resultan ser las más comunes, que la encuesta se realice a través de un medio electrónico que fácilmente es manipulable o que se realice una encuesta real pero que resulta tendenciosa ya que ante el desconocimiento de parte de los candidatos muestra termina por devolver números que no son realmente ciertos, de manera que en verdad los porcentajes resultantes existen, pero la forma en la que se realizó la encuesta no es la adecuada, en definitiva, lo que se buscaba era publicar un resultado que manipula el subconsciente del lector y lo lleva a pensar que debe inclinarse en dirección al ganador o al menos al que lidera la encuesta, por eso mismo que “A Nadie Le Gusta Perder”, ésta es una estrategia comunicacional que forma parte de un conjunto de estrategias que se aplican en conjunto, uno de los ejemplos que observamos en la actualidad claramente es el de los posibles candidatos a Intendentes para la capital cordobesa, se publica en varios medios que Martín LLaryora lidera las encuestas y que detrás de él existe un universo de candidatos que tienen muy pocas intenciones de votos, cuando la realidad real es imperceptible ya que no hay encuestas que tomen espectros generales, sino que presentan errores metodológicos tácitos que pueden interpretarse como coordinados intencionalmente, eso no quiere decir que el que lidera la encuesta sea un mal candidato, pero el trabajo que se utiliza como estrategia de campaña suele no ser el indicado, ya que en el caso de la pelea por el Palacio 6 de Julio ha presentado en las últimas 5 campañas o lecturas equivocadas de candidatos o acuerdos por debajo de la mesa que terminaron beneficiando a la oposición y dejando al Peronismo fuera de la pelea, de hecho hace más de 20 años que la Capital de la Provincia se encuentra en manos de otro partido y siempre nuestros candidatos pierden por más de 15 puntos, tal vez sea hora de generar fórmulas ganadoras y no de trabajar la mente del electorado, mas bien presentar candidatos que indefectiblemente entreguen triunfos y con ello soluciones reales a los vecinos.