Inicio Eventos Discursos Bibliografía Historico Videos en Linea Archivo Contacto
Descargas Evita Perón Máximas Agenda Escudo Entrevistas Conozcanos

“Quiero y Puedo” La prueba impresa


Desde los inicios del partido laborista que las doctrinas se vienen actualizando, los tiempos y los contextos cambian, al igual que el mundo y las personas que en él viven, la evolución sobrepasa a la humanidad y solo algunos tienen el conocimiento necesario para saber interpretar las condiciones y vaticinar lo que muy probablemente el futuro depara, en los inicios de nuestro partido era necesario adoctrinar a las masas y fue por eso que se dio nacimiento a la doctrina de nuestro movimiento, con actualizaciones posteriores y refuerzos generados desde espacios liderados por pensadores muy ilustrados, los recambios generacionales se fueron dando paulatinamente y en conjunto con esas actualizaciones, pasaron muchos y con ellos grandes bibliografías que acompañaban largas jornadas de aprendizaje, en Córdoba el formando JP que encabezaba Olga Riutort se llevó la cereza del postre, de allí surgieron la mayoría de los dirigentes actuales entre 35 y 45 años, y no fue hasta la llegada del Kirchnerismo que nuevamente se vieron espacios de formación partidaria, Córdoba era la excepción nacional, acá nosotros teníamos nuestros espacios locales modernos, De La Sota era el encargado de que así se diese, y como todo buen dirigente, dejó plasmado parte de sus pensamientos en un libro, quienes tengan dudas de su pensamiento podrán citar “ ideas de ajuste económico, incompatibles con la justicia social y sobretodo lo popular” refiriéndose a Macri, o cuando contaba que se había quedado con la sensación de que todo, en su círculo, era nada más que una escenografía, no creía que Argentina necesitase gerentes, creía que hacían falta hombres y mujeres capaces de volver a poner sobre la mesa ideología y liderazgo. Esa es la piedra basal que el Peronismo debe utilizar, habrá que dejar las mezquindades de lado, a la vez que será necesario dar lugar a nuevos actores no solo con ganas de hacer, sino que sean capaces de innovar, de pensar ideas propias y de compartirlas con el resto sin el miedo a ser traicionados, construir confianza, aprender a escucharnos y por sobre todo, aprender a querernos diferentes, nuestros libros no solo son hojas escritas en bibliotecas con tierra, también son la guía fundamental para un futuro que depara historias que no están escritas.