Yo Voto por Córdoba

El Frente para la Victoria se encuentra realizando fuertes campañas publicitarias en los medios gráficos, televisivos e internet, solo basta con abrir Facebook o Tweeter para encontrarnos la cara de Carolina Scotto hablando de poner a Córdoba en el lugar que se merece, del diálogo que construye o dejar de ser una isla y construir puentes de diálogo, si la historia se hubiese dado de otra manera, estas frases de campaña serían muy acertadas, pero a lo largo de estos últimos 4 años, desde que el Gobierno Nacional comenzó la puja por los activos de la caja de jubilaciones de la Provincia y ante la negativa de la provincia a entregar estos activos y quitarle el derecho a los jubilados provinciales de cobrar el 82% móvil, el estado nacional se tornó cerrado a presentar obras y soluciones para la gente de córdoba, en otro spot publicitario se dice que “Córdoba no es un gobierno, somos vos, yo, todos”, cosa que en la práctica es falso, solo hay que ver cuales son los municipios que reciben obras nacionales para darse cuenta que solo los que mantienen una línea Kirchnerista incondicional y sin cuestionamientos son los que tienen estos beneficios, termina sucediendo lo que pasa en el norte de Argentina, en donde las poblaciones más pobres viven de subsidios nacionales o planes del estado sin tener acceso a una trabajo digno, y cuando no se está de acuerdo con una medida, simplemente se les dá de baja el beneficio social, durante años el Gobierno de Córdoba llevó planteos y propuestas ante la Casa Rosada y simplemente estas propuestas no fueron escuchadas, y por ser Peronistas, de otra línea que no es puramente Kirchnerista, sino Peronista de Peron, se marcó una diferencia no solo con el gobierno provincial sino con todos los cordobeses, en Córdoba capital no hay Procrear, no hay planes trabajar, no hay ayudas a los emprendedores, solo se dan planillas para estos programas a cambio de trabajo territorial político en favor del Frente para la Victoria, desde el año 1982 en que Carolina Scotto se recibió como profesora de Historia o en el 84 cuando se recibió de Licenciada de Filosofía, nunca trabajó con la gente común de la sociedad cordobesa, se puede decir que obtuvo logros académicos muy buenos, que fueron reconocidos a nivel Internacional y que la llevaron a ser la primera rectora de la UNC, pero siempre sus trabajos se mantuvieron dentro del ámbito académico, hasta hoy que decidió ser la representante del FPV en Córdoba, no sin antes dejar a su ex pareja Francisco Tamarit a cargo de la rectoría de la UNC, pero esta acción está demostrando que es más de lo mismo, porque nadie que quiera cambiar la historia que se escribe en la política Cordobesa puede dejar a cargo de un puesto tan importante a su ex pareja, ni tampoco llevar en la lista a gente como Gabriela Estevez (gerente regional de anses), una de las responsables de que usted señora, cada vez que necesita hacer un trámite en la sede de Anses tenga que hacer horas de cola, en la madrugada, sufriendo en la calle temperaturas bajo cero, y a veces tenga que regresar al otro día porque no le tocó un número o quien la atendió le brindó mala información, al entender de la gente común, se plantea en esta campaña que solo si Carolina Scotto es diputada nacional, persona alineada incondicionalmente con el Kirchnerismo, los pedidos que cordoba tienen serán escuchados, que dejaremos de ser una isla abandonada por un estado nacional unitario que se tiñe de supuesto federalismo, que en la práctica no existe, al leer estos spots publicitarios o escuchar esas palabras interpreto que simplemente Carolina Scotto quiere ser diputada para hacer lo que Cristina Fernandez diga que haga, no para representar a los cordobeses sino representar el Cristinismo en Córdoba, convertirnos en una delegación Riojana o Tucumana, en la que el estado nacional decide quien tendrá y quien no tendrá algo, tomando como base su ideología política, o sea que quien no está de acuerdo no tiene derecho a la educación, a la salud o al trabajo, y una vez jubilado cobrará lo que a ellos se les ocurra que debemos cobrar, que no se tenga en cuenta el esfuerzo que durante más de 30 años de trabajo se puso de manifiesto para hacer una Argentina Grande, que quienes son más responsables y deciden invertir más tiempo laboral para ganar más y vivir mejor deban pagar un impuesto al trabajo, que luego será utilizado para subsidiar a poblaciones que es mejor hacerlas vivir de planes sociales indignos que brindarles la posibilidad de obtener un trabajo genuino que les dé mejor calidad de vida, es por eso que en estas elecciones, los cordobeses decimos que no queremos más de lo mismo, es por eso que en estas elecciones tenemos a personas como Blanca Rossi que durante más de 30 años colaboraron con los que menos tienen, es por eso que los militantes peronistas decidieron trabajar por llevar al congreso a personas nuevas en política, que no son nuevas en la ayuda a los que menos tienen, es por eso que yo, voto por Córdoba.

Mariano Sanna.-